Mikel Aranburu, consejero de Hacienda del Gobierno de Navarra
Mikel Aranburu, consejero de Hacienda del Gobierno de Navarra EUROPA PRESS - Archivo

Aranburu ha comparecido en comisión parlamentaria, a petición de EH Bildu, para valorar el balance de la campaña del IRPF del ejercicio 2016 y ha señalado que eran objeto de esta reforma "reforzar la progresividad del impuesto y que las rentas bajas tributaran menos y las altas tributaran más".

Según ha detallado, se trataba, con la reforma fiscal de 2015, "de regresar a la situación de 2014". "A la vista de los datos obtenidos, los objetivos de la reforma se cumplieron", ha señalado Aranburu, quien ha precisado que se cumplieron tanto "los objetivos de modificación de progresividad y en términos de recaudación también".

El consejero ha indicado que "el 44 por ciento de declaraciones, de hasta 18.000 euros, pagan menos que el años anterior; en el 5 por ciento de las declaraciones no había modificación; en el 19 por ciento, rentas entre 20.000 y 30.000 euros, pagan algo más pero unos 2 euros al mes; y un 31 por ciento de declaraciones, a partir de 30.000 euros, pagan más pero de forma progresiva".

Mikel Aranburu ha señalado que "la mejora de la recaudación y el conjunto sistema tributario han permitido una sustancial mejora del gasto social".

El portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha manifestado que se ha conseguido con la reforma "el objetivo de la progresividad" y "al 49 por ciento o no se le ha subido nada o se le ha bajado". "Nos alegra que los objetivos se hayan conseguido", ha dicho, para agregar que "los objetivos fueron ambiciosos y necesarios para obtener la recaudación de 71 millones respecto al anterior ejercicio". A su juicio, "estamos en la buena senda".

Desde UPN, Juan Luis Sánchez de Muniáin ha señalado que "hay rentas que sin tener más ingresos han subido de tramo, las rentas medias pagan más y las altas tienen menos peso sobre el total de la recaudación". "Ha habido tres subidas fiscales y las han pagado quienes las han pagado, las rentas medias, especialmente las familias con hijos", ha expuesto, para indicar que "es una situación injusta".

Por su parte, Jokin Castiella, de Geroa Bai, ha manifestado que "el punto de vista de UPN es negar la realidad y explotar el dato en interés propio de manera burda". "La recaudación ahora va acompasada al crecimiento de esta Comunidad", ha dicho, para afirmar que "se han cumplido los objetivos".

La parlamentaria de Podemos-Orain Bai Laura Pérez ha señalado que "se recauda 5 veces más con el IRPF que con el Impuesto de Sociedades y hay que revertir" y ha indicado que, con la reforma fiscal, "145.000 declaraciones han pagado menos, 16.860 igual y 62.000 han pagado 30 euros más al año". "La progresividad pretendida se ha logrado", ha comentado.

La socialista Ainhoa Unzu ha criticado que "no solo se ha elevado a las rentas más altas, que también, sino a las rentas a partir de 20.000 euros". "Con esta reforma además ha habido una modificación para las familias con hijos; y así por ejemplo en una familia con un miembro con una renta de 35.000 euros, la pareja en el paro y tres hijos a cargo han tenido una diferencia de renta de 1.300 euros", ha censurado.

Ana Beltrán, del PPN, ha señalado que "somos una de las Comunidades que más ha subido los impuestos, a pesar de tener Hacienda propia". "Me gustaría saber a qué ha dedicado el Gobierno ese dinero; Navarra no está mejor que cuando teníamos los impuestos más bajos, ni hay mejores servicios", ha expuesto.

Finamente, José Miguel Nuin, de I-E, ha defendido que con la reforma "se cumplieron los objetivos, más progresividad, más recaudación para un mayor gasto social". "Satisfacción con el acuerdo que cerramos y con su ejecución", ha dicho, para señalar que "acertamos" con la reforma y que "no hay nada que rectificar".

Consulta aquí más noticias de Navarra.