La actriz polaca Monika Kowalska
La actriz polaca Monika Kowalska CARMELO REDONDO/TRANSVERSAL COMUNICACIÓN

En una entrevista concedida a Europa Press, Kowalska ha contado que al trabajar en un proyecto "siempre piensas que es el último, pero luego alguien te sorprende, o vuelve a surgir otro proyecto", y así lleva "más de 10 años, y ojalá que sean muchos más".

La actriz dice que ya había estado varias veces en Mallorca, pero nunca trabajando con Toni Bestard, y en este sentido detalla que ha sido una "alegre sorpresa" que el director contara con ella para este proyecto, en el que empezará a trabajar este martes.

La película cuenta las peripecias de dos niños en Mallorca que se enfrentan "a muchos temas de adultos que les son ajenos", mientras sus padres trabajan en "empleos precarios" y "no pueden hacerse cargo de ellos tanto como les gustaría".

Monika, que interpretará el papel de una madre "con una vida difícil y poco sana", dice que no se siente identificada con su personaje, pues ella no ha tenido "una vida tan complicada". Pero también aclara que siempre le han tocado "personajes con una vida muy difícil", y eso no le da miedo: "En realidad esto es una suerte, porque hacer de mí misma no es tan divertido".

En este sentido, relata que el amor que siente por sus dos hijos le ha ayudado e inspirado a prepararse para su papel, pues es algo que tiene en común con el personaje que interpretará, además de compartir ambas el mismo nombre.

La actriz ha asistido varias veces al Evolution Mallorca Film Festival (EMIFF) y espera volver, e incluso dice que "ojalá esta película pudiera proyectarse en el festival".

"ESPAÑA ES UN PAÍS MARAVILLOSO"

Por otra parte, la actriz cuenta que "España es un país maravilloso" y que los españoles "a veces no se dan cuenta de lo que tienen". En este sentido ha puesto en valor su "riqueza cultural y gastronómica, el buen clima y la calidad de vida" la cual ha experimentado en los 17 años que lleva viviendo en el país.

"España es de lo mejor que he visitado, no cambiaría nada", dice Kowalska, que ha enfatizado que la isla mallorquina le parece "muy bonita" y, en especial, sus calas. "Aunque me gustaría tener más tiempo para poder visitarla" y también aprender mallorquín porque aunque le gustaría entenderlo todavía no lo hace, ha asegurado.

La intérprete también ha lamentado que el país esté "dividido", pues cuenta que en Polonia aprendió desde pequeña a ser "patriótica, sin importar de qué partido seas". Ella cree que "es importante trabajar para la unidad, pero no para que todo el mundo piense lo mismo, sino para aprender a respetarse los unos a los otros".

En este sentido, ha dicho que cree que "debería haber más tolerancia y respeto", pues "cuando se acercan las elecciones" le parece "la gente está muy dividida" y lo achaca a que "el pasado de España sigue muy marcado en los ciudadanos".