El Partido Popular de Navarra (PPN) ha criticado "el homenaje al preso de ETA Iñigo Gulina que tuvo lugar ayer en Burlada, tras su puesta en libertad".

"La permisividad del Ayuntamiento de Burlada hacia todo lo relacionado con el entorno proetarra es inadmisible, y una ofensa continua a las víctimas del terrorismo", ha reprochado en un comunicado la presidenta de la Junta Local de Local de Burlada, Mariluz Moraza.

"Que ayer se permitiera el recibimiento a esta persona, encarcelada por ser parte de las estructuras de ETA, es indignante", continúa Moraza. "Nuestro municipio se está convirtiendo en un lugar donde la izquierda radical abertzale campa a sus anchas, y donde carteles y pintadas proetarras proliferan", ha censurado.

Moraza ha exigido al Consistorio que "deje de permitir que Burlada sea el parque temático del entorno proetarra" y ha pedido a la Delegación del Gobierno en Navarra "que empiece a estar vigilante con este tipo de actuaciones, pues desde que el PSOE gobierna España vemos dejadez en este sentido por su parte".

Consulta aquí más noticias de Navarra.