Hasta la zona se desplazaron efectivos de la Policía Nacional y de otros cuerpos de emergencias, así como el forense, que sobre las 13,00 horas ordenó el levantamiento del cadáver.

Los restos, que no son reconocibles, tendrán que ser sometidos ahora a pruebas de ADN para determinar si se corresponden con el vecino desaparecido. El lugar en el que fue encontrado el cadáver, aislado y con abundante maleza, está próximo a la residencia en la que vivía el hombre.

El desaparecido es Carlos Yánez, un hombre de 64 años que vivía en la residencia de la asociación Prodeme, para personas con discapacidad, y que no regresó a pernoctar el día 4 de agosto.

Después de que la entidad presentase la denuncia por desaparición, el día 17 se activó un dispositivo especial en el que participaron un helicóptero de la Policía Nacional, submarinistas del grupo especial de actividades subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil, efectivos del Servizo de Protección da Natureza (Seprona), agentes locales, perros de búsqueda y hasta la unidad de drones de la Axega, aunque sin resultados.

Consulta aquí más noticias de Lugo.