Según han explicado, cerca de las 19.30 horas se presentó un grupo de unos "cuatro o cinco individuos identificados como guardias civiles fuera de servicio y con banderas de España".

Estos, según su relato, llamaron a la Policía Local para que descolgaran las pancartas que habían colgado por la plaza y en pocos minutos se presentó un dispositivo policial que constaba de cuatro coches y un furgón policiales "para descolgar tres pancartas".

Por esto, desde la Esquerra Independentista de Mallorca -plataforma formada por Endavant, Arran Palma, Alerta Solidaria y Mallorca SEPC- han señalado la "complicidad entre la extrema derecha, la Guardia Civil y la Policía de Palma".

De esta manera, han exigido "responsabilidades políticas" al alcalde de Palma, Antoni Noguera, y han señalado que "no basta" con decir que ha sido un "mal entendido".