La Junta de El Corte Inglés ha dado luz verde este domingo a la salida del expresidente del grupo de distribución Dimas Gimeno del consejo de administración de la compañía y ha aprobado el nombramiento en su lugar del economista Fernando Becker en calidad de consejero independiente.

Además, la junta ha renovado como consejeros a Florencio Lasaga (83 años) y Carlos Martínez Echevarría (81 años), que pasan de ejecutivos a externos; y a Cartera Mancor (7 %), representada por Paloma García Peña, según ha informado El Corte Inglés.

También ha aprobado la reincorporación de Corporación Ceslar (9 %) al máximo órgano de decisión de la empresa, del que su representante, Carlota Areces, fue expulsada por la junta en agosto de 2015 tras, supuestamente, revelar información confidencial del grupo en el marco de la operación que dio entrada en la compañía al jeque Hamad Bin Jassim Bin Jaber Al Thani (10 %).

Así, el consejo de administración de El Corte Inglés pasará de diez a once miembros y apuesta por su profesionalización con la incorporación de un nuevo miembro independiente, categoría que hasta ahora sólo detentaba Manuel Pizarro. Entre otros cargos, Becker ha sido consejero de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, presidente del Instituto de Crédito Oficial (ICO) y ha ocupado diversos puestos directivos en Iberdrola, entre ellos el de director financiero y el de corporativo.

Tanto la junta como el consejo que tradicionalmente la precede se han desarrollado en ausencia de Gimeno, que sí acudió a la reunión del consejo que se celebró ayer, con carácter extraordinario, y en el que presentó su renuncia al cargo. A última hora de este sábado, el consejo aceptó la dimisión de Gimeno como consejero tras llegar a un acuerdo económico sobre su "finiquito", puesto que su salida del consejo supone romper su relación laboral con la compañía, a la que permanecerá vinculado únicamente como accionista.

El acuerdo afectaría exclusivamente a su salida de El Corte Inglés y, por tanto, quedan al margen las demandas interpuestas por Gimeno, su madre y su tío, ambos hermanos del fallecido Isidoro Álvarez, en relación con IASA. En dicha sociedad, tenedora de las acciones que Isidoro Álvarez tenía en El Corte Inglés (22,18 %), las hermanas poseen el 69 % y la familia de Gimeno el 31 % restante, lo que equivale a una participación del entorno del 7 % en el grupo de distribución.