Aretha Franklin
La Reina del Soul, Aretha Franklin, canta en un evento del Día del Trabajo. Jeff Kowalsky / EFE

La Reina del Soul, fallecida el pasado 16 de agosto a causa de un cáncer de páncreas, se fue del mundo sin dejar ningún tipo de testamento para su fortuna, estimada en unos 80 millones de dólares, según el portal TMZ.

A pesar de que la cantante llevaba gravemente enferma varios años, Aretha Franklin no aclaró cómo debía repartirse su patrimonio.

Según las leyes del estado de Michigan, el dinero de Franklin deberá repartirse a partes iguales entre sus cuatro hijos.

En principio se descarta que sus retoños se peleen por la fortuna de su madre, por lo que se quedarían conformes con este reparto equitativo.

Como señala TMZ, uno de los hijos de la Reina del Soul requiere necesidades especiales, Clarence (63), por lo que necesitaría asistencia médica y financiera para el resto de su vida. Así, Clarence se haría con gran parte del patrimonio de su madre y repartiría el resto entre sus hermanos (Edward, Teddy y Kecalf).

Con el tema Respect, Aretha se convirtió en la diva de Memphis que mezclaba el góspel en los sesenta con la música secular. Después llegaron otros muchos, como (You make me feel like) A natural woman, que engrandecieron su leyenda.

Ella era y será siempre la Reina del Soul. Su voz imponente, de la vieja guardia, avala ese título. También, los 18 premios Grammy y los más de 75 millones de discos vendidos.