La Guardia Civil no confirma si se trata de un robo por encargo o si por el contrario pertenece a un acto vandálico más protagonizado en el medio rural soriano despoblado, por lo que todas las hipótesis siguen abiertas.

Los ladrones estuvieron al menos dos días hasta que lograron retirar el pórtico, con el arco de entrada y la cruz de gran tamaño, y para ello se ayudaron de maquinaria pesada, según declaraciones de los vecinos recogidos en medios nacionales, ya que este pórtico del Siglo XI ha sido expoliado en su totalidad.

Esta Ermita se encuentra en una zona despoblada, a tres kilómetros de la localidad de Rioseco y a 20 kilómetros de El Burgo de Osma por lo que no suele ser un lugar de paso.

Consulta aquí más noticias de Soria.