Homenajes a Aretha Franklin
Velas, fotografías y flores que decoran la estrella de Aretha Franklin en el paseo de la Fama de Hollywood, California (EE UU), como forma espontánea su respeto y cariño a la 'reina del Soul'. Mike Nelson / EFE

La portavoz y publicista de Aretha Franklin, Gwendolyn Quinn, desmintió este lunes que el funeral de la cantante, fallecida el pasado jueves a los 76 años de edad, vaya a ser abierto al público.

Quinn negó los rumores que han circulado durante el fin de semana y que señalaban que el funeral, que se celebrará el 31 de agosto en Detroit, sería abierto al público.

"El funeral es solo para amigos, familia e invitados especiales", aclaró este lunes Quinn al periódico The Detroit News.

Franklin será enterrada en el Greater Grace Temple, una iglesia en la zona este de Detroit con capacidad para sentar a 4.000 personas. Este templo también fue el lugar donde, en 2005, se celebró el funeral de Rosa Parks, la histórica activista estadounidense de derechos civiles.

Aunque el funeral de Franklin será privado, el público podrá despedirse de la reina del soul los días 28 y 29 de agosto cuando su cuerpo será expuesto al público en el Museo de Historia Afroamericana Charles H. Wright, en el centro de Detroit. A Franklin le gustaba visitar este museo y fue también el lugar elegido para que miles de personas prestasen sus respetos a Parks tras su muerte.

Franklin será sepultada en el cementerio de Woodlawn en la misma ciudad, junto con su padre, el reverendo C.L. Franklin, sus hermanas Carolyn y Erma, su hermano Cecil y su sobrino Thomas Garrett.