Las ayudas para contribuir a la competitividad de los sectores productivos de la provincia están dotadas con 48.000 euros. Entre las empresas también se incluyen las marcas de garantía amparadas por el Instituto Tecnológico Alimentario de Castilla y León.

Según las bases que rigen esta convocatoria, son objeto de subvención los estudios y actividades de carácter experimental, I+D+i, directamente relacionados con los productos que fabriquen los miembros de la entidad solicitante y los trabajos técnicos necesarios para amparar el producto bajo alguna de las figuras de calidad vigentes, de ámbito regional, nacional o de la Unión Europea. Las ayudas alcanzan el 60 por ciento de la inversión.

A todo ello también se suman los gastos derivados directamente de la organización y participación en ferias o certámenes sectoriales y otras acciones de comercialización celebrados fuera de la provincia, incluyendo las celebradas fuera de España y las organizadas por la Diputación Provincial que contarán con una subvención máxima del 50 por ciento.

Con un porcentaje menor de ayuda, el 30 por ciento, se apoyará la edición de folletos, carteles o publicidad en cualquier soporte, con especial atención a los nuevos canales y redes sociales, siempre que estén vinculados al producto o productos defendidos por la asociación.

Por último, también se han incluido con un 30 por ciento del coste los proyectos de mejora de la competitividad sectorial, incluyendo nuevos diseños o estudios de posicionamiento en el mercado. El plazo que tienen las agrupaciones empresariales para acogerse a estas ayudas de la Diputación Provincial finaliza el 31 de octubre.

REDUCCIÓN DE COSTES FINANCIEROS

En lo que respecta a las subvenciones para la reducción de costes financieros, también publicadas en el BOP, están destinadas tanto a nuevas inversiones productivas como al circulante en cualquier sector de la economía provincial.

La convocatoria está dotada con 150.000 euros, partida incluida en los presupuestos de la institución para 2018. El porcentaje máximo de la ayuda no podrá superar el 3,5 por ciento del tipo de interés y los 60.000 euros anuales por beneficiario.

Los costes subvencionables según las bases de la convocatoria son los intereses satisfechos en los tres primeros años del crédito. En el caso de inversión, el préstamo se destinará a realizar inversiones en activos fijos, materiales e inmateriales asociados a un proyecto empresarial como edificación, remodelación y adquisición de edificios e instalaciones, compra de maquinaria o bienes de equipo.

Quedarán fuera de esta convocatoria las operaciones de préstamo o crédito por un importe inferior a 50.000 euros. El plazo para la presentación de las solicitudes finaliza el 15 de noviembre.

Consulta aquí más noticias de Soria.