Marisa Porcel
La actriz Marisa Porcel, en una instantánea de 2008. GTRES

La actriz Marisa Porcel, que figura en la lista de deudores de Hacienda, ha dejado una deuda millonaria como herencia.

Su hija Paloma y el resto de familiares tendrán que hacer frente a una carga económica que asciende a 1.423.736,37 euros.

Marisa Porcel fallecía este miércoles a los 74 años, una pérdida que ha conmovido a miles de personas que a través de Twitter han mostrado su cariño hacia la actriz.

Conocida por su papel de Pepa en la serie Escenas de matrimonio, saltó a los titulares nacionales el pasado 28 de junio por sus problemas con Hacienda.

Tras el fallecimiento de Porcel, la deuda que mantenía con la Agencia Tributaria se transmite a los descendientes directos, aunque no necesariamente tendrán que hacer frente al pago, según ha explicado Fernando Osuna a Jaleos.

Si Paloma Porcel acepta la herencia de la veterana actriz, se hará cargo tanto de los bienes como de las deudas que estén bajo el nombre de Marisa.

Sin embargo, si la única hija decide no enfrentarse a los pagos, también tendrá que rechazar el completo de la herencia: los bienes económicos e inmuebles.