La diputada de cultura de la Diputación de Lugo y consejera de Suplusa -la sociedad del suelo provincial-, Pilar García Porto, ha avanzado este viernes que ya se trabaja en la "intervención administrativa" de dicha entidad, que preside el alcalde de Becerreá, Manuel Martínez, al que respalda el grupo mayoritario del PP.

Dicha sociedad del suelo, sobre todo la gestión de las residencias para mayores que programa la institución provincial, fue la que provocó la ruptura de Martínez con el grupo socialista y su salida del gobierno como vicepresidente. Ahora forma parte del grupo de no adscritos.

Esta situación fue agravada por el retraso en el pago de las nóminas a los 29 trabajadores de Suplusa y por la renuncia de la interventora de la sociedad del suelo.

En este contexto, García Porto ha precisado que desde el gobierno se barajan dos posibilidades. Por un lado la "disolución", que sería más difícil dado que se tendría que contar con la mayoría absoluta del pleno, que no se dispone ahora al sumar trece diputados el grupo popular y Martínez (doce más uno) frente a diez del PSOE y dos del BNG. La otra salida sería la intervención administrativa.

Aunque el proceso más sencillo, asume Porto, "sería una disolución, pero para eso habría que contar con el apoyo del PP" y sino se pasará "a una intervención administrativa", esboza.

HACER SUPLUSA "ÚTIL"

Dicha intervención supondrá que "los funcionarios pasarían a hacerse cargo de la entidad provincial para hacerla útil", un proceso "fácil de entender", que "pasa habitualmente en la administración pública y un ejemplo claro es lo que pasó con la Cámara de Comercio (de Lugo) que hubo una intervención administrativa por parte de la Xunta".

Aunque el proceso de "disolución" sería más rápido, Pilar García Porto puntualiza que la "intervención" podría estar también resuelta en un plazo de unos dos meses.

Consulta aquí más noticias de Lugo.