La organización asegura, a través de un comunicado remitido a Europa Press, que durante los días 30 y 31 de julio un ejemplar de cigüeña blanca quedó atrapado por unas cuerdas en la iglesia de Santa María en la localidad de Frechilla y que los vecinos dieron aviso al 1-1-2, "hasta en dos ocasiones", si bien desde el Servicio Territorial de Medio Ambiente la respuesta fue que no se podía "hacer nada".

El día 1 de agosto la cigüeña murió, quedó colgando del nido y su cadáver fue retirado una semana después.

Ecologistas en Acción recuerdan que la cigüeña blanca es una especie protegida por la Directiva de Aves así como por la Ley 42/2007, que contempla esta norma europea, y establecen la protección de la cigüeña blanca, sus polluelos y sus nidos.

Según la organización es la Junta de Castilla y León, a través del Servicio Territorial de Medio Ambiente en Palencia, quien tiene las competencias para la gestión y conservación de las especies de fauna.

En este caso, a juicio de EA, el Ejecutivo autonómico ha realizado una clara "dejación de funciones" al no activar ningún protocolo o mecanismo de actuación para liberar al ejemplar de una especie protegida.

Ante estos hechos la asociación ecologista ha presentado un escrito ante la Fiscalía provincial para que valore si se puede haber cometido algún tipo de infracción.

Ecologistas en Acción lamenta el "escaso interés" que tanto desde el Servicio Territorial de Medio Ambiente como desde el Ayuntamiento de Frechilla han mostrado para intentar salvar al ejemplar de cigüeña blanca. "Solo cuando el caso fue objeto de portada en prensa y ante la mala imagen dada, se retiró el cadáver del animal", señala el comunicado.

"El deseo del colectivo ecologista es que se establezcan unas directrices claras de actuación para no volver a repetir casos vergonzosos como este", concluyen.

Consulta aquí más noticias de Palencia.