Según han informado fuentes de la entidad consorciada a Europa Press, con la entrada en funcionamiento de esta nueva infraestructura se han eliminado los vertidos al cauce del río Agüera (que recibía las aguas residuales directamente de la red de alcantarillado existente), las aguas están recogidas y llegan a la EDAR, que está funcionando en la fase de pruebas.

La EDAR de Turtzioz se ubica en las inmediaciones del barrio de Basinagre, en el extremo de aguas abajo del recorrido del río Agüera por el municipio de Turtzioz, integrando en un único edificio todos los procesos de tratamiento.

El colector de llegada a la EDAR, tras cruzar el río Agüera desde su margen derecha a su margen izquierda, llega a la EDAR a una profundidad superior a los ocho metros. El caudal medio/punta de tratamiento se sitúa en 23,35 m3/hora.

Los fangos en exceso serán purgados desde el reactor biológico al finalizar cada ciclo, espesados mediante un espesador mecánico rotativo y almacenados en un depósito de 70 m3 para su posterior retirada en camión.Esta retirada se realizará en periodos quincenales, llevándose a otras instalaciones del Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia, donde continuará su tratamiento.

La EDAR está equipada con un completo sistema de ventilación y tratamiento de olores para 20.000 m3/hora, mediante equipo de carbón activo. Adicionalmente, la totalidad de los procesos están cubiertos, reduciendo así al mínimo las emisiones odoríferas.

La energía eléctrica para la explotación de la planta (130Kw) se obtiene mediante una acometida en Media Tensión, instalándose el centro de transformación (250KVa) en el interior del edificio. Además, la estación depuradora está equipada con toda la instrumentación y los automatismos necesarios para su funcionamiento en remoto.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.