El individuo accedió a la empresa hacia las 18.35 horas de este viernes y, tras encañonar con una pistola al único trabajador existente en ese momento, le solicitó a su víctima que le abriera la caja fuerte del dinero.

Cuando los ertzainas llegaron al lugar, el autor de los hechos no opuso resistencia. Una vez colocados los grilletes e inmovilizado, le retiraron un arma corta de un bolsillo delantero del pantalón. La pistola incautada por los ertzainas tenía en el cargador cinco cartuchos detonantes en su interior.

Los agentes procedieron a la detención del atracador por un presunto delito de robo con violencia. El arrestado cuenta con antecedentes delictivos por robos en comercios y empresas.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.