Joven trabajador
Imagen de un trabajador joven. GTRES

El 59% de los parados españoles (3,49 millones) contempla la posibilidad de trabajar en el extranjero como alternativa al desempleo, un 2% más respecto al año anterior, según se refleja en la Guía del Mercado Laboral de Hays de 2018.

Entre los que prefieren no salir de España (41%), el 78% lo hace por motivos familiares, sin embargo, un 83% no descarta la posibilidad de moverse de región, siendo Madrid, la Comunidad Valenciana, Andalucía y el País Vasco las principales opciones. Cataluña baja de la cuarta posición en 2017 (50%) a la séptima este año (38%).

Mientras que los que sí contemplan la posibilidad de salir (59%) para dar con una oferta de empleo eligen como destinos preferidos Estados Unidos, Inglaterra, Alemania o Francia. En este grupo destacan los menores de 24 años como los más dispuestos a irse al extranjero (97%), seguido de los parados de entre 55 y 66 años (92%).

Los parados de entre 35 y 44 son los desempleados con menos disponibilidad de mudarse (79%), junto con los desocupado en la franja de los 25 y los 34 años (87%).

Para los desempleados, los máximos responsables de la mejora del mercado laboral son el Gobierno (71%), las empresas (66%, 4 puntos porcentuales más que en 2017) y los propios trabajadores y sindicatos (35%).