Coche patrulla de la Guardia Civil
Coche patrulla de la Guardia Civil GUARDIA CIVIL - Archivo

En un gran estado de nerviosismo, esta persona se habría puesto a lanzar diversos objetos en el interior de su domicilio, entre los cuales se hallaba un utensilio de cocina que terminó cayendo por una de las ventanas de la vivienda.

Como consecuencia de esa caída, fue necesario atender a un viandante, al que hubo que dar tres puntos de sutura. La fase preliminar de la investigación descarta cualquier tipo de agresión, según ha confirmado el Instituto Armado al Ayuntamiento de Arona.