Trabajo de los bomberos en Barx
Trabajo de los bomberos en Barx CONSORCIO PROVINCIAL DE BOMBEROS

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, ha explicado este viernes que el Gobierno atenderá en primer lugar las subvenciones solicitadas por los vecinos que hayan perdido su primera residencia en el incendio de Llutxent "hasta donde sea posible" y si "el volumen de las ayudas a ofrecer no fuera excesivo, posiblemente, se pudiera valorar las segundas residencias".

Fulgencio, en rueda de prensa, ha explicado que estas subvenciones que concede la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio de Interior se podrán solicitar a partir de que el incendio se haya dado por extinguido de forma oficial y durante un mes. El fuego, que se declaró el pasado lunes en Llutxent, ha afectado a siete términos municipales, hasta 3.270 hectáreas y oblió a evacuar a unas 3.000 personas.

Así, ha explicado que las subvenciones que concede Interior para atender situaciones de emergencia o de naturaleza catastrófica

prevén ayudas a unidades familiares por daños personales, que afortunadamente en este incendio no ha habido que lamentar gracias a los desalojos, a paliar daños materiales en viviendas y enseres, a las corporaciones locales y a las personas físicas o jurídicas requeridas por la autoridad competente para realizar una prestación de bienes o servicios.

De este modo, estas subvenciones permitirán atender las solicitudes de aquellos vecinos que hayan perdido su vivienda, a cubrir los daños en la estructura de las casas o los desperfectos menos graves que no afecten a la estructura o enseres domésticos de primera necesidad.

La vivienda debe ser la habitual. No obstante, Fulgencio ha aclarado que si "el volumen de las ayudas" para atender los daños en primera vivienda "no fuera excesivo, posiblemente se pudiera valorar las segundas residencias".

Para ello, en primer lugar se abre un plazo de un mes para recibir todas las reclamaciones y una vez se haya concluido el expediente "se determinará la cuantía de las ayudas". En ese sentido, ha aclarado que se debe estudiar qué parte cubre el seguro en el caso de estar asegurado y si reciben subvenciones de otras administraciones para "no duplicar ayudas".

Al respecto, ha comentado que la situación es "compleja" porque una de las urbanizaciones afectadas es completamente privada, por lo que la reinstalación del alumbrado deberá correr a cargo de los propietarios. Además, otra estaba en ejecución, por lo que "hay un problema técnico ya que no se puede rehabilitar algo que no está ejecutado".

Fulgencio, que ha lamentado los daños ambientales que ha producido el incendio, ha destacado asimismo la disposición de los alcaldes para hacer entender a la población la orden de desalojar sus casas, una decisión "dura de adoptar pero necesaria como se ha demostrado".

Asimismo, ha resaltado la coordinación de Administraciones y ha agradecido el esfuerzo a todo el personal que ha intervenido en las tareas de extinción.

DESCONVOCATORIA HUELGA

Por otra parte, ha confiado en que los bomberos forestales comuniquen la desconvocatoria de la huelga tras el acuerdo alcanzado de una subida salarial del 0,2% que debía haberse hecho efectiva en julio.

De este modo, el Ministerio de Hacienda se ha comprometido a hacer efectivo este incremento para los trabajadores de Tragsa de forma unilateral los meses de julio y agosto y, a partir de septiembre, se estudiará cómo se incorpora la Generalitat a este acuerdo.

Consulta aquí más noticias de Valencia.