Carolina Blasco presenta la programación.
Carolina Blasco presenta la programación. EUROPA PRESS

Lo que pretende la Concejalía de Medio Ambiente con esta iniciativa es fomentar la visita a estas rutas, apostando por el aprendizaje sobre las mismas y proponiendo una alternativa de ocio distinta que vincule las nuevas tecnologías con la naturaleza.

Carolina Blasco ha recordado que en el año 2017 se señalizaron 13 rutas por el anillo verde que rodea la ciudad y se editó "un cuaderno de paseos" para dar a conocer a los ciudadanos estos senderos, dentro del programa "Aprender, disfrutar y respeta la naturaleza".

Con este nuevo proyecto se da un pasó más con el objetivo de vincular las rutas con la tecnología, a través de las nuevas aplicaciones de geolocalización de los dispositivos móviles.

El proyecto pasa por encontrar tesoros escondidos en 11 de las 13 rutas disponibles, empleando aplicaciones de geolocalización y tecnología GPS.

Según ha explicado Carolina Blasco, los participantes, solos o en grupo, vivirán una búsqueda de tesoros en la vida real, recorriendo el Cinturón Verde y aprendiendo del entorno donde se desarrolla la actividad. En total se han creado 24 retos.

POSIBLE EXTENSIÓN AL CASCO HISTÓRICO

Así mismo, ha avanzado que este proyecto se podría aplicar en un futuro en el casco histórico de la capital burgalesa.

Conscientes de que todos los ciudadanos no están familiarizados con este tipo de tecnologías, se han programado varios talleres a lo largo del mes de agosto, para dar a conocer el proyecto. El primero se desarrollará el próximo jueves en la ruta del Grajo.

El Ayuntamiento de Burgos también facilitará una guía explicativa del proyecto.

Carolina Blasco ha avanzado además que en los próximos meses se incorporarán cuatro rutas nuevas por el Cinturón Verde burgalés, ampliando su recorrido en 45 kilómetros. La primera unirá el barrio de Villímar con Cótar, por un sendero de 11 kilómetros. Un segundo sendero transcurrirá desde la Cartuja de Miraflores hasta el barrio de Cortes, por el Camino del Cid.

También se conectará el Monasterio de Fresdelval con Villatoro y, finalmente, se habilitará un sendero por Villalonquéjar, siguiendo la ruta del Arlanzón.

Previsiblemente, estos caminos estarán correctamente señalizados en el mes de noviembre.

Consulta aquí más noticias de Burgos.