Carlos Alonso en rueda de prensa
Carlos Alonso en rueda de prensa CEDIDA

La consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda, Cristina Valido, y el presidente del Cabildo, han firmado hoy jueves el convenio correspondiente que contempla la puesta en marcha, este año, de 367 nuevas plazas diurnas y residenciales.

La inversión, que supone 11,8 millones más que en 2017, se enmarca dentro de una financiación de carácter plurianual para el periodo 2018-2021 que se recoge en el convenio y que establece un montante total de 284.648.305 euros para todo el período.

Gracias a esta aportación conjunta del Cabildo y del Gobierno de Canarias se podrán consolidar las 4.461 plazas de este año (2.354 para personas con discapacidad y 2.107 para mayores) y las 190.000 horas de atención domiciliaria que contempla el convenio.

En total, se alcanzarán las 5.022 plazas de la red de atención a la dependencia en la isla de Tenerife, que incluyen plazas de alto nivel de especialización adaptadas a diferentes perfiles de personas y otras para atender la aparición de nuevas necesidades.

Durante el acto, el presidente del Cabildo ha destacado que una de las principales novedades de este convenio es su carácter plurianual, lo que permite garantizar una mayor estabilidad y seguridad tanto a los cabildos como a los ayuntamientos y entidades que prestan estos servicios al poder trabajar en un escenario temporal mucho más amplio.

Alonso ha incidido también en el "cambio" en la forma de trabajar del Gobierno de Canarias, "que ha abierto vías más amplias de colaboración con los cabildos para gestionar mejor los recursos, como sucede con la intervención de las administraciones insulares en la evaluación de los dependientes".

Cristina Valido, por su parte, ha subrayado que su experiencia anterior como responsable del área social en el Cabildo tinerfeño le ha ayudado a tener una perspectiva insular de las dificultades de gestión y, por ello, uno de los avances ha sido el dotar a los convenios de carácter plurianual.

"Así se evitan los problemas que hasta ahora afrontaban los cabildos cuando cada año se vencía el convenio correspondiente con la Administración autonómica, con lo que desaparecían las partidas hasta la consiguiente prórroga y al afrontar los pagos los interventores de las corporaciones insulares ponían sistemáticamente reparos, lo que creaba problemas graves", indicó la consejera.

Valido ha valorado que estos convenios entre administraciones y el plan de infraestructuras sociosanitarias "son dos documentos que se dan la mano para dar un paso de gigante en la atención a la dependencia en Canarias".

El acuerdo contempla también la participación del Cabildo en el procedimiento seguido por la Comunidad Autónoma para reconocer el derecho a la dependencia de las personas que lo soliciten y asignar el servicio especializado adecuado según establece -el Programa de Atención Individualizado (PIA) según el grado de dependencia. Esta medida mejorará el número de personas que se incorporan y benefician del Sistema Canario de Atención a la Dependencia ya que se acortarán los plazos para la resolución de la solicitud.

PROMOCIÓN DE LA AUTONOMÍA.

El convenio que se firma hoy refuerza también los servicios de promoción de la autonomía que se pusieron en marcha a lo largo del ejercicio 2017 junto al Gobierno de Canarias. Por ejemplo, este año se contará con financiación para atender a un total de 960 personas que se beneficiarán tanto de los servicios de promoción de la autonomía y prevención de la dependencia como de la atención domiciliaria especializada. De estas plazas, 360 estarán reservadas para personas o discapacidad y 600 corresponderán a mayores.

El objetivo de estos servicios es facilitar que estas personas puedan permanecer en su entorno mientras reciben la atención especializada que necesitan para poder ser autónomas y, a la vez, apoyar al entorno familiar para que sea capaz de proporcionar los cuidados necesarios.Uno de los servicios para la promoción la autonomía que puso en marcha el Cabildo de Tenerife el año pasado con grandes resultados se incorpora también al convenio con el Gobierno de Canarias. Se trata del servicio de atención domiciliaria, con el que se aportan cuidados de enfermería, psicología y fisioterapia que complementa las ayudas que proporcionan los ayuntamientos. El objetivo es atender este año a 240 personas mayores dependientes gracias a estos recursos.

La financiación global de los servicios de promoción de la autonomía y atención domiciliaria es de 4,18 millones de euros, a los que hay que añadir otros 1,9 millones destinados a la atención domiciliaria especializada destinada a personas que requieren de unos mayores cuidados.