A su juicio, para aplicar el Protocolo solo se tendrán en cuenta los datos de una parte de las estaciones públicas del Principado y no los datos de la red de estaciones de los Ayuntamientos, Empresas y Puertos "que son estaciones homologadas". Los ecologistas han criticado que existan concejos, como Gonzón, Corvera, Carreño, Tineo, Navia y Morcín, donde no hay red pública de estaciones y donde, según ellos, resulta evidente que hay un "grave problema" de contaminación del aire, de acuerdo a los datos proporcionados por las estaciones privadas.

Según han señalado en nota de prensa, es sorprendente que en el Protocolo no se tenga en cuenta el benceno "a pesar de que somos con diferencia el sitio más contaminado de España en este contaminante".

Los ecologistas también han criticado que no se ponga limite a los picos de contaminación "a pesar de que un estudio epidemiológico

publicado en el año 2016 por el Principado en las tres zonas urbanas más grandes de Asturias mostró que hay una relación entre los picos de contaminación en las zonas y la frecuencia de ingresos hospitalarios por causas respiratorias y cardiovasculares".

"Resulta sorprendente que los niveles de activación del Protocolo sean tan tolerantes, porque deberían ser preventivos para que sirvan para proteger la salud de la ciudadanía y por tanto deben iniciar la alerta con los limites diarios para las partículas fijados por la OMS. La razón de una alerta es

prevenir o reducir la exposición a las toxinas cuando están presentes, no la de informar después de haberla padecido como hace este Protocolo", han manifestado.

Además, los ecologistas han indicado que es sorprendente que el Protocolo no incluya un sistema adecuado de avisos a la población y actores implicados para los umbrales de alerta por contaminación.

Consulta aquí más noticias de Asturias.