Este incremento, publicado este miércoles en el Diario Oficial de Galicia (DOG), se suma a los 3 millones ya consignados para esta ayuda en los presupuestos iniciales de la Secretaría Xeral de Igualdade.

En concreto, según ha explicado la Xunta, estos apoyos buscan garantizar a las víctimas de este tipo de violencia unas condiciones suficientes de independencia económica respecto de su agresor, que les posibilite dar el primer paso o consolidar la ruptura de una situación en la que corren peligro.

La cuantía de las ayudas, que pueden percibirse por un periodo máximo de 12 mensualidades, oscila entre los 300 y los 800 euros al mes, en función de los ingresos de la beneficiaria, de sus hijos menores a cargo o de circunstancias de discapacidad, entre otros factores.

Los requisitos para optar a estos apoyos son ser mujer mayor de edad o emancipada víctima de violencia de género en una relación de convivencia; haber cesado esta convivencia con el agresor dentro de los 12 meses anteriores a la fecha de prestación de la solicitud; percibir unos ingresos mensuales iguales o inferiores a 1,5 veces el Iprem vigente; estar empadronada y residir en Galicia y, en el caso de las mujeres extranjeras, tener permiso de residencia.

Dado el volumen de solicitudes presentadas, el Ejecutivo autonómico decidió aumentar la partida para atender a este colectivo. De esta forma, la Xunta ha destacado que reafirma su compromiso con las víctimas de la violencia de género, a las que les ofrece los recursos necesarios para favorecer su salida del ciclo de la violencia.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.