Actuación de los bomberos de Sevilla
Actuación de los bomberos de Sevilla ARCHIVO

Así, el Grupo Municipal de IU ha recordado en nota de prensa que, como cada año, "se repite el cierre del parque de bomberos de Santiponce durante el verano", lo que supone una "falta de seguridad hacia los vecinos de las poblaciones limítrofes como Camas o Valencina de la Concepción, entre otros", así como el "aumento en el tiempo de respuesta previsto ante accidentes que se puedan producir tanto en la autovía A-66, como en incendios de viviendas, naves o pastos, como ya se ha producido en esta época del año".

De hecho, según IU, cuando aún había actividad en este parque, "tan solo" contaba con "tres bomberos y un vehículo", mientras que "cuando se inauguró hace cinco años se prometió dotarlo con 36 bomberos y seis vehículos, lo que supone todo un desacierto y desinterés tanto por parte de la Mancomunidad de Desarrollo del Aljarafe, como por parte del presidente de la Diputación", Fernando Rodríguez Villalobos.

A tal efecto, IU ha exigido la "reapertura inmediata con la dotación de personal y material necesario" y que se cumpla "lo prometido" en su inauguración para que así se permita "atender la seguridad de las personas e inmuebles de esta zona del Aljarafe", que nuevamente sufre el cierre de esta instalación a cuenta de déficit de efectivos que padece el servicio de bomberos de la Mancomunidad del Aljarafe y la supuesta nueva huelga de celo protagonizada por la plantilla, precisamente en demanda de más personal.

EL CONFLICTO DE LOS BOMBEROS DEL ALJARAFE

A tal efecto, recordemos que en febrero de 2017, la Mancomunidad del Aljarafe y sus bomberos alcanzaron un acuerdo para poner fin a la huelga de celo que ya protagonizaban entonces los funcionarios en demanda de una ampliación de efectivos acorde al crecimiento de la población de la comarca, pactando la creación de 19 nuevas plazas a lo largo de tres años, para que el número de efectivos creciese de 47 a 66.

No obstante, cabe precisar que allá por 2007, cuando los bomberos de la Mancomunidad del Aljarafe protagonizaron ya un primer y enconado conflicto en demanda de la ampliación de plantilla, ambas partes pactaron ya la incorporación de nuevos funcionarios, para que el servicio contase con 65 efectivos, si bien tras aquel acuerdo llegó el desplome de las administraciones como consecuencia de la crisis económica.

Y es que el servicio de prevención y extinción de incendios de la Mancomunidad del Aljarafe está sostenido por los seis ayuntamientos aljarafeños de municipios con más de 20.000 habitantes y por ende con competencias directas en materia de bomberos, -Mairena, Camas, Coria del Río, Tomares, San Juan de Aznalfarache y Bormujos-, y la Diputación en nombre de los municipios de la zona con menos de 20.000 habitantes y por tanto sin competencia directa en la materia.

LAS NUEVAS PLAZAS

Precisamente por ello, para crear las nuevas plazas acordadas en febrero de 2017 fue acordado un desembolso adicional de unos 900.000 euros por parte de los citados seis ayuntamientos y la Diputación, si bien la promoción de tales plazas se ha demorado al no autorizar las mismas los poderes estatales, dadas las restricciones impuestas en materia de incorporación de nuevo personal a las administraciones.

No obstante, y tras múltiples gestiones ante la Delegación del Gobierno central en Andalucía, entonces dirigida por el popular Antonio Sanz, la Mancomunidad del Aljarafe ha decidido seguir adelante con la iniciativa y ha promovido una oferta de empleo público con las nueve primeras plazas del total de 19 comprometidas, al objeto de convocarlas y cubrirlas siempre que las autoridades estatales, ahora dirigidas por el PSOE, no lo impidan.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.