Cada uno por su lado
Lo que está pasando con El Piojito es un vivo ejemplo de la desinformación que denuncian los vecinos. JOSÉ GARCÍA JOSÉ GARCÍA

La nueva política de distritos desplegada por el equipo de Gobierno municipal, con sus cuatro concejales responsables, su coordinadora y sus voluntarios de barrio, que en consideración de su máxima responsable, Mercedes Colombo, pretendía "ofrecer una respuesta rápida a los ciudadanos sobre los problemas que plantean", ha sido interpretada como una verdadera bofetada sin manos en alguna asociaciones de vecinos de la capital.

El distrito tres es especialmente problemático y podría ir a más con la cantidad de obras mayores que soportará en breve

Sin ningún tapujo lo ha expresado a este periódico la presidenta de la asociación de vecinos Bahía Gaditana, a la sazón también concejala socialista durante el pasado mandato corporativo. "Hace unos días tuvimos un consejo vecinal de la federación 5 de Abril y el asunto de los nuevos voluntarios de distrito estaba en boca de todos los presidentes", apuntó Manuela Molina.

Lo que está en boca de tantos presidentes vecinales de 5 de Abril es precisamente que, según afirman, la mayoría de los nuevos voluntarios de distrito son militantes del Partido Popular. Ellos son los que tienen encomendada ahora la labor de adentrarse en la vida de los barrios, realizar el diagnóstico de sus problemas y trasladarselo al Gobierno municipal.

No te veo

"Me sabe muy mal todo lo que está pasando en materia de participación ciudadana. Porque no paran de ningunearnos, y ahora nos traen estos voluntarios de distrito para seguir ignorando a las asociaciones de vecinos", prosiguió esta portavoz de 5 de Abril. "No queremos que nos marginen y nos quiten nuestra función social", apostilló.


Así está el patio dos meses después de que comenzara a funcionar en la ciudad la Concejalía de Distritos.

Desde su puesta en marcha el pasado 13 de noviembre los cuatro puntos habilitados por el Ayuntamiento han recibido un total de 86 reclamaciones, la mayoría relacionadas con el mantenimiento urbano.

El distrito 3, al que corresponde la mayor parte de La Paz y asume el concejal Bruno García, es el más problemático, con 32 reclamaciones, pues en el se instala el siempre polémico mercado de El Piojito, y en él comenzarán muy pronto las obras del segundo puente sobre la Bahía, que ya ha culminado su fase de relleno, y también las obras de reposición de las canalizaciones de aguas pluviales en el mismo vario: la Avenida de la Bahía.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE CÁDIZ.