Fachada Del Ayuntamiento De Málaga
Fachada Del Ayuntamiento De Málaga Europa Press - Archivo

Este indicador relaciona el activo total con la deuda, lo que quiere decir que el activo -patrimonio con el que cuenta el Ayuntamiento- es 3,9 veces superior a la deuda contraída, según ha explicado el Consistorio en un comunicado. Esta ratio muestra su mejor resultado desde el año 1995.

La Cuenta General de 2017 está integrada por toda la documentación preparada por la Intervención General del Ayuntamiento en relación con la actividad económica durante el pasado año del Consistorio, sus organismos, así como de las empresas -a través de informes de auditoría de las cuentas y balances de las sociedades municipales de capital íntegramente municipal y aquellas en las que el Ayuntamiento tenga una participación mayoritaria-, las Fundaciones Palacio de Villalón y Revello de Toro, y el Consorcio de la Orquesta Ciudad de Málaga.

Incluye, además, los datos de la Liquidación Presupuestaria de 2017, ya aprobada, pero a diferencia de ésta, pone de relieve todas las operaciones de ingresos y gastos que figuran en la contabilidad municipal a lo largo de un año.

95,3 MILLONES DE EUROS DE SALDO FAVORABLE

La cuenta de resultados en términos consolidados de todas las áreas, organismos, empresas municipales, las dos fundaciones y el consorcio, ha vuelto a arrojar un saldo favorable de 95,3 millones de euros y el balance de situación, el activo y el pasivo consolidado del sector público del Ayuntamiento ascienden a más de 3.169,5 millones, lo que supone un incremento del 1,1 por ciento respecto a 2016.

En cuanto a los principales resultados, los ingresos consolidados se han mantenido en los últimos cinco años con una media de 757 millones de euros, situándose en 2017 en 769,2 millones, destacando una bajada de ingresos en plusvalías por importe de 6,3 millones "como consecuencia fundamentalmente de los efectos de la sentencia del Tribunal Constitucional de junio de 2017 y de la decisión del Ayuntamiento de frenar el cobro hasta conocer la reforma de este impuesto estatal y, al mismo tiempo, proteger el bolsillo de los contribuyentes", ha recordado el edil.

Asimismo, cabe resaltar el aumento en 4,2 millones de las tasas urbanísticas, debido principalmente a la reactivación del mercado inmobiliario y de la actividad económica.

Los gastos consolidados también se mantienen alcanzando los 674 millones de euros. En este apartado, las compras y servicios se han sostenido en niveles similares con respecto al ejercicio anterior, ha disminuido en 0,9 millones de euros, lo que supone una ligera reducción del 0,34 por ciento; y el aumento en personal ha sido de en torno al 2,8 por ciento debido sobre todo al desarrollo de los planes de empleo en colaboración con la comunidad autónoma.

Las transferencias de gastos corrientes apenas han variado respecto al ejercicio anterior, transferencias que se destinan principalmente a colectivos desfavorecidos a través de Derechos Sociales, ayudas a la vivienda dentro del Plan de Emergencia Social, y cesiones de uso de inmuebles a dicho colectivos.

Las inversiones municipales han supuesto un importe de cerca de 42 millones de euros, manteniendo el nivel de los últimos años, mientras disminuye el endeudamiento a largo plazo. La cuenta incluye también los datos de la liquidación presupuestaria que arrojaba un remanente positivo de tesorería consolidado de 127,3 millones.

CAPACIDAD DE PAGO

En lo relativo al volumen de tesorería consolidada, el edil ha puesto de relieve que ha aumentado un 9,6 por ciento con una "excelente" capacidad de pago. Se ha mantenido el plazo medio de pago a proveedores por debajo de lo establecido legalmente, 14,7 días, cuatro días menos que en 2016, "lo que refuerza la posición de Málaga como la primera capital de provincia de Andalucía que menos tiempo tarda en abonar sus facturas, superando al resto de grandes ciudades como Zaragoza, Valencia, Madrid o Barcelona, según los datos enviados al Gobierno.

El Ayuntamiento también encabeza este ránking andaluz y nacional en el periodo medio de pago del año completo que se sitúa en 26 días, según cálculos realizados con los datos publicados en la web del Ministerio de Hacienda. Lo que muestra el compromiso del equipo de gobierno, ha explicado Carlos Conde, "con la reducción del período de pago al entender que es una de las medidas fundamentales para ayudar a las empresas y las pymes malagueñas y contribuir al fomento del empleo y a la reactivación económica de la ciudad".

A 31 de diciembre de 2017 se habían hecho efectivas obligaciones de pago a proveedores por valor de 186 millones de euros de un total reconocido de 216 millones, lo que equivale a un 86,08%. En los primeros meses de 2018 se han completado los pagos restantes, resultantes de las tramitaciones en plazo.

INDICADORES FINANCIEROS

La mayoría de los indicadores financieros calculados por la Intervención General mejoran respecto al año pasado, e incluso algunos obtienen los mejores resultados de los últimos 20 años. Aparte de la ratio de solvencia mencionada, también presentan los mejores datos de toda la serie histórica con la que trabaja el Ayuntamiento desde 1995 los indicadores de deuda a largo plazo, que se encuentra en el nivel más bajo de las últimas dos décadas; y de consistencia, que confirma que las inversiones municipales se están financiando en menor proporción con deuda a largo plazo y más con fondos propios.

Además, mejoran la ratio de tesorería siendo sensiblemente superior a la de 2016 con un 113,6% en 2017, una situación de equilibrio que significa que con la tesorería de que dispone el Ayuntamiento "se pueden pagar todas las deudas a corto plazo y aún se dispondría de tesorería". Esta ratio ha ido mejorando anualmente desde 2010. También son favorables la de liquidez con un 230,6% y que muestra el buen estado de la tesorería municipal, ya que supera casi en 1,3 punto la situación de equilibrio; y la de endeudamiento que viene disminuyendo desde 2011.

El edil ha destacado el buen control de la tesorería y que estos indicadores demuestran que "la política económica del Ayuntamiento se rige por una gestión basada en el realismo, la prudencia y el control del gasto".

REDUCCIÓN DE LA DEUDA

El balance de situación que recoge la Cuenta General refleja una disminución de la deuda a largo plazo en 68,7 millones de euros. Los gastos financieros han descendido en 2,1 millones, lo que supone un 20,1 por ciento menos respecto a 2016.

Además, el Ayuntamiento realizó en 2017 pagos a las entidades financieras por valor de 62 millones, según información facilitada al Banco de España. La renegociación de la deuda por importe de 22 millones supuso en 2017 un ahorro de intereses de 228.000 euros y en toda la vida de las operaciones de 972.000 euros. Además, durante el pasado año se han hecho amortizaciones anticipadas de deuda por un importe de 23,4 millones de euros.

Para Conde esto "confirma que la reducción de la deuda es uno de los objetivos prioritarios para favorecer la continuidad de la salud financiera del Ayuntamiento y su solvencia económica". El edil ha recordado que el Consistorio saldrá a 31 de diciembre de 2018 de su plan de ajuste, "dos años antes de lo previsto gracias a su gestión económica responsable".

El índice de endeudamiento ha descendido a 31 de diciembre de 2017 al 80,91%, "muy por debajo del límite legal del 110%"; y es del 66,74% si se excluye la deuda derivada de las hipotecas por la construcción de viviendas protegidas.

Consulta aquí más noticias de Málaga.