En concreto, se ha sustituido cerca de medio kilómetro de cableado convencional por uno de tipo trenzado más resistente a la meteorología adversa, ha informado la compañía en un comunicado este jueves.

Esta actuación forma parte de los planes de Endesa para mejorar la infraestructura de distribución eléctrica en la comarca del Alt Empordà para dotarla de las últimas mejoras tecnológicas y garantizar un suministro de calidad.

Consulta aquí más noticias de Girona.