En este sentido, el sindicato ha advertido en un comunicado que la EPA del segundo trimestre deja a Cantabria "en el furgón de cola" nacional respecto al aumento de ocupados y "esconde la alta precarización del mercado laboral".

Mientras la media nacional muestra un aumento en el número ocupados del 2,49%, Cantabria sólo registra un crecimiento del 1,80% respecto al primer trimestre, la sexta comunidad con peores resultados.

En la variación anual, al final del primer trimestre de 2018, la región registró un aumento del 1,60% en el número de ocupados, el cuarto peor resultado de las comunidades donde crece este dato, cuando la media anual es del 2,82%.

Según la secretaria de Empleo de Comisiones Obreras de Cantabria, Laura Lombilla, los datos del II trimestre son tradicionalmente buenos, pero la encuesta "sólo será una buena noticia cuando venga acompañada de mejores condiciones laborales".

"Lo que nos preocupa es que, mientras cada día hay más personas ocupadas, también cada día tenemos mayor pobreza laboral. No podemos pensar sólo en números, sino que debemos hablar de las personas que hay detrás de ellos", ha instado.

El sindicato cree que lo que ocurrió durante la crisis no se resume en el aumento del paro, sino en la pérdida de derechos, por lo que mientras siga vigente la reforma laboral y las empresas y el sector público "no devuelvan lo arrebatado", el descenso del paro, por sí mismo, no "deja satisfecho" a CCOO.

Para CCOO, el modelo productivo y de empleo en la región deja "demasiadas personas damnificadas". "Además de los que logran empleos de baja calidad, están las 10.600 personas que llevan dos o más años en búsqueda de trabajo y las 5.200 que ya saben lo que es buscarlo durante más de un año y no lograr nada", ha recordado Lombilla, que también se ha referido al 14,22% de los hogares de Cantabria donde al menos la mitad de sus miembros están parados a finales de junio.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.