Los hechos ocurrieron sobre las cuatro de la tarde cuando el agente de la Ertzaintza soprendió a dos intrusos en el garaje de su casa en Barrika con la aparente intención de robar. Al ser sorprendidos, los ladrones

huyeron a pie y momentos después el agente inició su persecución a bordo de un vehículo.

Cerca de las vías del Metro, el agente les dio alcance y, tras identificarse como policía, intentó su detención. En ese momento, se produjo un forcejeo, y el agente recibió nueve pinchazos con algún tipo de objeto punzante, todavía sin localizar, y resultó herido. El ertzaina sufrió lesiones de pronóstico reservado y se encuentra ingresado en el hospital de Cruces aunque su vida no corre peligro.

Los asaltantes continuaron su huida mientras eran buscados por varias patrullas de la Ertzaintza y la Policía Local de Sopela. Finalmente, tras más de tres horas de huída, los dos sospechosos fueran detenidos en el exterior de una nueva zona comercial de Berango por una patrulla Bizkor de Prevención y Reacción de la Ertzaintza especializada en delincuencia de alto riesgo.

Los arrestados, a los que se les acusa de homicidio en grado de tentativa, siguen en dependencias policiales y podrían pasar hoy a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.