Samantha, una muñeca sexual
Una muñeca sexual dotada con inteligencia artificial. YOUTUBE

China sigue empeñada en ser la primera potencia mundial en inteligencia artificial. En medio del empuje de Pekín para integrar la tecnología en todas las facetas de la vida, algunos empresarios chinos están llevando la experiencia a una nueva frontera: las muñecas sexuales.

Uno de los mayores fabricantes de muñecas sexuales de China, que tiene su sede en la provincia de Guangdong, lanzó lo que llama muñecos accionados por inteligencia artificial a finales de 2016. Ofrecen características desde simple conversación hasta ojos en movimiento, brazos y torsos.

Los compradores pueden personalizar sus muñecas eligiendo varias opciones de apariencia, como la altura, el peinado y el color de los ojos.

Las características de inteligencia artificial en las muñecas son todavía muy básicas: pueden responder preguntas pero no pueden mantener conversaciones más largas. La muñeca usa el vocabulario conectándose a una base de datos.

La firma admite que la mejora de las características ha sido difícil en parte porque los expertos "no están interesados en esforzarse mucho" en desarrollar tecnología de inteligencia artificial para productos para adultos.