Ayuda a los jóvenes de 100 euros
Raúl G. vive desde hace tres años con un acuerdo verbal 20MINUTOS.ES

Una buena idea para fomentar el alquiler..., pero sólo para aquellos que tengan contrato. Una de las medidas estrellas del Gobierno central, los 210 euros mensuales para jóvenes entre 22 y 30 años, ha provocado el efecto contrario al deseado: muchos propietarios que arrendan su piso de forma ilegal han subido el precio de sus rentas una media de 100 euros al mes.

En la comunidad de Madrid hay 255.269 casas en alquiler. De ellas, 148.421 (seis de cada diez) son sin contrato, según datos del colectivo de técnicos de Hacienda (Gestha). La mayoría de estos arrendatarios no podrá optar a la Renta Básica de Emancipación, que en Madrid empezó a tramitarse el pasado 2 de enero.

 

Muchos propietarios que arrendan su piso de forma ilegal han subido el precio de sus rentas

"Los propietarios que alquilan su piso de esta forma no declaran a Hacienda, y no les compensa que su negocio salga a la luz. Por lo que si el inquilino quiere optar a los 210 euros o les suben la renta o amenazan con no renovarles", afirma la presidenta de la Cámara Oficial de Inquilinos y Vecinos de Madrid, María Isabel Torralba.

 

"Cada día atendemos a tres personas en esta situación. Son vecinos con alquileres entre 700 y 900 euros a los que sus caseros les suben la renta 100 euros", asegura.

Víctimas de un chantaje

"Nosotros les aconsejamos que denuncien, puesto que es un chantaje, pero la mayoría se echa atrás", explica Torralba. El Ministerio de Vivienda aclara que no conocen casos de este tipo "aunque es probable que se den", y que uno de los objetivos de la Renta Básica de Emancipación para jóvenes es "hacer más transparente el mercado del alquiler en España".

Las subvenciones, en marzo

A pesar de "los problemas informáticos" que, según la Comunidad, estaban retrasando las ayudas de la Renta de Emancipación, la Consejería de Vivienda ha afirmado que los 210 euros de alquiler comenzarán a entregarse en el plazo previsto: a principios de marzo. De momento, 11.914 jóvenes ya han entregado sus solicitudes. De ellas se han tramitado 5.205.

Vive desde hace tres años con un acuerdo verbal

Raúl G. estudiante y asalariado de 23 años."Mi casero me dijo: 'Es mala idea'".

"Llevo años viviendo sin contrato, y hace unos días le comenté al propietario lo de las ayudas de 210 euros por alquiler", explica Raúl G. (nombre ficticio, ya que teme represalias), estudiante de 23 años que hace tres tuvo que dejar su Huesca natal y desplazarse hasta Madrid por motivos laborales. "Mi casero me dijo: 'Es mala idea'", afirma. "Me comentó que si solicitaba la ayuda sería más fácil que Hacienda le metiera mano... y que entonces tendría que subirme el alquiler por lo menos 100 euros", asegura.

Hasta entonces Raúl no tenía ninguna queja de su arrendador. Había firmado un acuerdo verbal con él: "Mi compañero de piso y yo le pagábamos puntualmente cada mes, y él nunca nos puso ninguna pega si había que arreglar un desperfecto", explica, "pero ahora ni nos hemos planteado pedir la ayuda. No nos compensa", apunta.