La central abertzale, en un comunicado, ha considerado que Darpón, "además de no haber sabido gestionar este problema", ha estado "mintiendo a miles de personas" que se han presentado a la OPE y "a toda la sociedad vasca", afirmando "hasta la saciedad" que todo se estaba desarrollando "de manera óptima".

LAB ha recordado, además, que el Tribunal Vasco de Cuentas, en su último informe fiscalizador de la gestión económica financiera de Osakidetza, "destapa compras irregulares por parte de Osakidetza por más de 91 millones de euros".

En esa línea, ha afirmado que la gestión del consejero vasco de Salud se define por "contratos menores para adquisiciones de productos fraccionados, incumpliendo los principios de publicidad y concurrencia, y cantidades irregulares que aumentan con respecto a años anteriores".

También por "deficiencias en gastos de personal", ya que "se superan las limitaciones temporales de 2 años en comisiones de servicio y en un año para las contrataciones de superior categoría". Además, se cuestionan expedientes que afectan a obras, servicios o suministros.

El sindicato ha confiado en que la Fiscalía lleve la investigación "hasta el final" y ha exigido también un "cambio de gestión" en Osakidetza, cambio que pase "de la toma de decisiones unilaterales, falta de transparencia e injerencias por parte de los dirigentes de turno, a un modelo con espacios reales de participación social en la toma de decisiones, donde sea posible una negociación tanto en la gestión de los recursos como en las relaciones laborales con la plantilla que desarrolla sus actividades en Osakidetza".

Tras reclamar que la sanidad "deje de ser un negocio en manos de los políticos de siempre", LAB ha demandado un cambio que recoja también un nuevo modelo de OPE que "garantice oposiciones limpias en todas las categorías y que acabe con el sistema clientelar que tanto gusta al PNV".

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.