Aquellos duros antiguos....
El patio andalusí del Casino Gaditano se llenó el sábado de eruditos, incondicionales y coristas del Carnaval. JOSÉ GARCÍA JOSÉ GARCÍA

La historia del tango de Cádiz no puede narrarse sin nombrar y renombrar a Antonio Rodríguez Martínez, El Tío de la Tiza. Y ésa es una carencia que la obra social de Cajasol y la Asociación de Intérpretes y Ejecutantes del Carnaval de Cádiz, ASÍN-E, han solucionado con la edición de un nuevo CD de la serie Así canta nuestra tierra en Carnaval, que se presentó anteayer sábado pasado el mediodía en el Casino Gaditano.

Lo más parecido que se conserva de las partituras originales son algunas grabaciones posteriores en discos de pizarra

El patio de estilo andalusí del Casino se encontraba a rebosar de incondicionales y eruditos del Carnaval de Cádiz para escuchar la versión que el veterano coro de Julio Pardo ha hecho de esta colección de aquel guitarrista y compositor formidable, creador del tango actual, que hizo evolucionar la antigua comparsa de Carnaval. El disco recoge letras de sus ya míticas agrupaciones: Viejos cooperativos (1888-1889), Sucursal del zoco (1891), Los langostinos (1895), Los claveles (1896), Los Abanicos (1897), Los lilas (1903), Los espejos (1904), Los anticuarios (1905), Los tontos (1908) y Los japoneses (1908).

Entre los temas que hoy pertenecen a la memoria colectiva carnavalesca están los famosos Aquellos duros antiguos... de Los anticuarios. "Llevamos muchos años trabajando para completar nuestro museo, nuestra historia del Carnaval. Porque pobre del pueblo que no tiene Historia", apuntó con el desparpajo que le caracteriza el director de la obra social de Cajasol, Emilio Aragón.

La participación de la entidad en el Carnaval gaditano se remonta a 28 años y este volumen discográfico constituye una continuación del libro El Tío de la Tiza. 1861-1912. Revisión biográfica, de Javier Osuna, trabajo prologado y desarrollado gracias al archivo personal de Marcos Zilbermann. "No hay un gaditano ilustre, desde Lucio Balbo a José María Pemán, de quien se haya escrito una biografía de este tamaño", apuntó al respecto de este trabajo el presidente de ASÍN-E y otra figura clave del Carnaval gaditano, José Antonio Valdivia.

Naturalmente, no se ha podido reproducir los tangos de El Tío de la Tiza tal y como eran originariamente porque no se conoce cuál fue su melodía. Lo más parecido que se conserva son antiguas grabaciones flamencas en discos de pizarra realizadas por el grupo Hércules, que han sido objeto de reinterpretación.

Letras contestatarias y cínicas pero con la visión de hoy día para las que se eligió el coro de Julio Pardo por su gran nivel de musicalidad. "Y porque nuestro coro es uno de los más jartibles del Carnaval de Cádiz y enseguida nos tiramos a la piscina", espetó el corista. Y allí han estado ensayando desde el verano.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE CÁDIZ.