Sergei Skripal
El ex espía ruso Sergei Skripal, durante una audiencia en el tribunal militar de Moscú, el 9 de agosto de 2006. YURY SENATOROV / EFE

El equipo que intenta resolver en Reino Unido el envenenamiento en marzo del exespía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia con el agente nervioso Novichok cree haber identificado a los autores. "Están seguros de que son rusos", asegura la agencia Press Association, que cita una fuente cercana a la investigación.

Han cruzado imágenes obtenidas de un circuito cerrado de televisión con las entradas en el país por esas fechas y de ahí han obtenido una confirmación. Hablan de varias personas de nacionalidad rusa, buscan a varios sospechosos.

Skripal y su hija Yulia ingresaron en estado crítico en el hospital de Salisbury después de ser hallados inconscientes el 4 de marzo en un banco de un parque de esta localidad del sur del país. Junto a ellos fue ingresado el agente de Policía Nicholas Bailey.

Todos enfermaron tras haber estado expuestos a un agente identificado por los servicios de seguridad británicos -y corroborado posteriormente por los investigadores de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ)- como Novichok, un gas nervioso de fabricación soviética.

Las autoridades de Reino Unido han culpado a Rusia de ser la responsable del ataque con este gas nervioso, una acusación que Moscú ha rechazado.

El incidente de Amesbury

Por otra parte, la OPAQ informó de que proporcionará ayuda técnica para determinar la naturaleza de la sustancia encontrada en el incidente de Amesbury (R.Unido), que provocó la intoxicación de una pareja británica el pasado 30 de junio.

El varón que continúa grave, de 45 años, y su pareja, de 44, estuvieron también expuestos al agente Novichok, que provocó la muerte de la mujer el pasado 8 de julio. La OPAQ ha recogido muestras, completando este trabajo inicial y serán enviadas a dos laboratorios distintos y posteriormente los resultados serán presentados en el Reino Unido.

El pasado 13 de Julio, la OPAQ recibió la petición de prestar asistencia técnica conforme al artículo VIII de la Convención de Armas Químicas. Cerca de un centenar de investigadores antiterroristas participan en el caso, al que fueron invitados también expertos independientes como la OPAQ, con el objetivo de confirmar la identificación del Novichok.