Proyecto Arena de Juan Roig
Gráfico con las principales cifras del proyecto. 20MINUTOS.ES

La sociedad patrimonial del empresario y máximo accionista del Valencia Basket, Juan Roig, Licampa 1617 SL, presentó este miércoles en el registro de entrada del Ayuntamiento de València el proyecto para un pabellón multiusos, que tendría una capacidad de 15.000 espectadores y un presupuesto de 192 millones de euros.

La instalación, que estaría lista en 2022, se construiría en una parcela municipal que el Consistorio cedería durante 50 años al empresario, que se haría cargo de todos los gastos con su patrimonio, y se quedaría la propiedad y la gestión del pabellón durante ese tiempo para después pasar a ser propiedad municipal.

La empresa ha comunicado que ha presentado "la documentación y dossier del proyecto con el fin de que, si la Alcaldía así lo considera, sea presentado en Pleno Municipal para conseguir el respaldo del Consistorio".

La propuesta de Roig incluye el pago anual como canon al Ayuntamiento del 2,7% de los ingresos generados, y asegura que "si todos los trámites administrativos se desarrollan según el calendario previsto, y si no hay contratiempos importantes, el Arena podría inaugurarse en València en 2022".

Concesión como fórmula jurídica

El empresario y el Ayuntamiento trabajan desde hace meses en el proyecto, con la fórmula de una concesión por parte del Consistorio por un periodo de 50 años de una parcela de 21.500 metros cuadrados ubicada en el distrito de Quatre Carreres, junto al pabellón de la Fuente de San Luis y L'Alqueria del Basket, la macroinstalación de cantera que inauguró el club hace unos meses.

Según el proyecto, el pabellón tendría 15.000 asientos y estaría diseñado "con un alto índice de confort, y modulable según la necesidad del evento, dentro de una superficie total a construir de aproximadamente 40.000 metros cuadrados".

El Arena incluye 1.458 plazas de aparcamiento subterráneas y contará en su interior con zona de restauración y amplia oferta de palcos y zonas VIP.  Además, la instalación estará dotada con la tecnología más avanzada, y los últimos medios técnicos para la retransmisión y seguimiento de todo tipo de eventos.

Igualmente, en la parcela descrita se construirá la futura sede del Valencia Basket Club, que contará con servicios deportivos como pista auxiliar, vestuarios, área de medios de comunicación, tienda, sala de trofeos y las oficinas del club.

Cesión de la gestión a un operador privado

La sociedad de Roig sería durante ese medio siglo la propietaria de la instalación, y encargaría "la gestión de la actividad íntegramente privada a un gestor/operador especialista que se responsabilizará de elaborar y realizar una programación atractiva", así como "de la explotación y gestión del mismo con plena autonomía".

La idea del empresario es "hacer del futuro Arena un espacio con eventos musicales, artísticos y deportivos de primer nivel nacional e internacional".
La inversión conjunta sería de 192 millones de euros que asumiría íntegramente Juan Roig, y se destinaría "a la construcción del recinto, del aparcamiento y demás infraestructuras complementarias".

Roig ha encargado también un informe al Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie), según el cual el pabellón "contribuirá a generar aproximadamente 300 puestos de trabajo" y tendría "un impacto económico (PIB) en la ciudad de València superior a los 10 millones de euros anuales".

Legado a la ciudad

La propuesta se enmarca dentro del proyecto Legado de Juan Roig y, como el resto de iniciativas que lo componen, como Marina de Empresas, Fundación Trinidad Alfonso, Valencia Basket y L’Alqueria del Basket, entre otras, persigue "devolver a la ciudad parte de lo mucho que de ella recibe, por lo que se financiará en su totalidad con su patrimonio personal, en este caso 192 millones de euros para dotar a València de un recinto Arena", afirman desde la compañía promotora.

Consulta aquí más noticias de Valencia.