Aeropuerto de Alicante-Elche
Aeropuerto de Alicante-Elche AENA/ARCHIVO

Según ha explicado la Comisaría provincial, la unidad especial de Guías Caninos de la Policía Nacional tiene como una de las funciones habituales la inspección y requisa de las diferentes terminales que conforman el puesto fronterizo del aeropuerto Alicante-Elche.

La misión de los perros se fundamenta en garantizar la seguridad de los usuarios del aeropuerto comprobando que ningún objeto sospecho pueda alterar el normal funcionamiento de los servicios que se dan al ciudadano.

Para una mayor protección y seguridad los Guías Caninos son acompañados en ocasiones por los especialistas en desactivación de explosivos de la Policía Nacional (Tedax).

Fue así como el pasado sábado cuando se llevaba a cabo uno de los controles rutinarios y habituales que desempeña la Unidad de Guías de Caninos, uno de los perros marcó un sobre.

Inmediatamente se trabajó de manera coordinada con los miembros del Tedax de la Policía Nacional en Alicante para descartar que pudiera tratarse de cualquier tipo de material explosivo, radiactivo o nuclear, y una vez se comprobó que no había peligro se intervino el material comprobando que trataba de sustancia estupefaciente, en concreto 118 pastillas de anfetamina.

Consulta aquí más noticias de Alicante.