El apagón que la madrugada del martes al miércoles dejó sin luz a 70.000 abonados del Barcelonès Nord pudo estar provocado por el robo de cables de cobre en la subestación eléctrica de Sant Adrià del Besòs.

Un empleado de Fecsa Endesa ha denunciado el hecho ante los Mossos d'Esquadra, confirmaron fuentes de la empresa y del cuerpo policial a Catalunya Ràdio .

La madrugada del apagón alguien entró a la fuerza en el recinto de Sant Adrià e intentó llevarse, por la fuerza, cableado de cobre, hecho que provocó el incendio que dejó a 70.000 personas sin luz durante 11 horas.

Un total de 54 generadores repartidos por la ciudad abastecieron de luz a las zonas afectadas por el apagón durante 32 horas.

Al parecer, este hecho no es inusual en Badalona ya que durante 2007 se contabilizaron 30 incendios en otras tantas naves industriales abandonadas situadas en el barrio del Gorg.