Gente mayor.
Gente mayor. EUROPA PRESS - Archivo

El Ayuntamiento de Barcelona elabora el plan 'Estrategia sobre cambio demográfico y envejecimiento' con 77 acciones hasta el año 2030 para anticiparse y mejorar el envejecimiento de la población, el que pone énfasis en el "derecho a disfrutar y vivir la ciudad a lo largo de toda la vida", potencia la convivencia intergeneracional y se avanza a futuros factores de vulnerabilidad de los ancianos, según ha informado el Ayuntamiento en una rueda de prensa este viernes.

El plan incluye un catálogo con los 62 servicios que Barcelona ya ofrece a las personas mayores y mapas inéditos de cada isla de casas de la ciudad que permiten conocer con exactitud el número de personas mayores que las habita y su grado de autonomía, así como los equipamientos cercanos de los que disponen.

La teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona Laia Ortiz ha informado de que 55.000 personas mayores de 75 años viven solas en la ciudad, cifra que "irá en aumento", ya que cada día se incorporan, de media, 13 personas al servicio de Teleasistencia y seis al Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD).

Según uno de los colaboradores del estudio, el sociólogo Marc Martí, el estudio ha tenido en cuenta, sobre todo, el cambio demográfico y el envejecimiento progresivo de la sociedad que se avecina en los próximos años.

El informe deja claro que la ciudadanía protagonizará un cambio en el escenario social a causa de la reducción de los salarios, la discontinuidad de las trayectorias laborales, el encarecimiento de la vivienda y los nuevos modelos familiares, factores que producirán más situaciones de vulnerabilidad residencial.

La apuesta para los próximos años del Ayuntamiento es avanzar en la construcción de las "superislas sociales", entendidas como un nuevo paradigma de servicios sociales, agrupados en equipos de atención cercanos y estables, capaces de dar una atención de proximidad más vinculada al territorio.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.