Trabajadores
Trabajadores a la salida de su oficina. GTRES

Estamos deseando cambiar de trabajo, mejorar el sueldo y las condiciones de trabajo, pero llegar a una nueva empresa no siempre es fácil. De hecho, tres de cada cuatro profesionales (el 75%) no tienen un buen recuerdo de su llegada a la nueva compañía. Lo asegura un estudio sobre los procesos de onboarding (aterrizaje en una empresa) llevado a cabo por la firma de cazatalentos Headway Executive Search.

El estudio ha querido conocer cómo las empresas españolas acogen a los profesionales recién incorporados y los integran en sus estructuras. La principal conclusión que se deriva es que hasta el 75% de los profesionales preguntados no tiene un “buen recuerdo” de su fase de aterrizaje en la nueva empresa; el 49% asegura que faltaron algunas prácticas, aunque tiene un “recuerdo correcto”, pero no bueno; mientras que un 26% dice tener un “mal recuerdo”.

En España, hasta dos tercios (el 67%) dice que la información facilitada por la empresa durante el proceso de selección no se ajustó a la realidad, o bien porque la empresa camufló puntos débiles importantes (53%) o bien porque se encontró con un panorama corporativo que nada tenía que ver (14%).

Estas dificultades para el "aterrizaje" se explican por tres motivos fundamentales:

Falta de información

La información que las empresas proporcionan a los candidatos acerca de la propia empresa y de las funciones a desempeñar no se ajusta a la realidad en la mayoría de casos: 6 de cada 10 encuestados afirma que no le realizaron una presentación corporativa en detalle; 5 de cada 10 asegura que la empresa camufló puntos débiles importantes acerca de la propia empresa, y 6 de cada 10 reconoce que hay aspectos relevantes de su posición o funciones a desempeñar que difieren de lo que le explicaron antes de empezar a trabajar.

Presentación incompleta del equipo directivo y humano

Aunque más de la mitad de los encuestados (53%) asegura que, durante los primeros 15 días, le presentaron a todas las personas clave en la organización para lograr el máximo desempeño de su trabajo, 4 de cada 10 afirma que no le presentaron de forma directa y formal a los máximos responsables de la empresa ubicados en su mismo edificio. 

Falta de seguimiento

En cuanto al seguimiento de los perfiles, el 50% de los encuestados considera que las reuniones de seguimiento para valorar la integración son un aspecto absolutamente vital para que el proceso de incorporación sea exitoso, por delante de una presentación de los compañeros (28%) y una presentación detallada de la compañía (22%). Sin embargo, hasta el 76% de los profesionales reconoce que no recibió una propuesta de reunión formal para valorar su integración en la empresa transcurridos los primeros 3 meses desde su incorporación:  un 63% afirma que nunca la tuvo, mientras que un 13% admite que sí la tuvo, pero a petición propia.

En el estudio, han participado más de mil directivos de todas las áreas (Finanzas, Gerencia, Sistemas, Marketing, Operaciones, RRHH, Área Técnica, Servicios Generales y Ventas) de ocho sectores (Automoción, Farmacia y Química, Industria, IT Telecomunicaciones, Logística y Transporte, Retail, Finanzas y Turismo, Ocio y Medios de Comunicación), que han respondido a una breve encuesta online de 11 preguntas.