La Audiencia Provincial de Navarra ha condenado a cinco años de prisión a un joven como autor confeso de un delito de intento de asesinato cometido con una catana contra un hombre cuando éste se encontraba con su mujer en el interior de un coche manteniendo
relaciones sexuales.

Los hechos reconocidos por S.M.N., natural de Tudela, tuvieron lugar sobre las 03:00 horas del día 25 de diciembre de 2004 cuando la mujer del acusado y una tercera persona concertaron una cita por teléfono con el objetivo de mantener relaciones sexuales.

La víctima permaneció ingresado seis días, y necesitó otros 63 para que se le curasen las heridas

Ambos, según relata la sentencia, se dirigieron hasta un pinar situado en la denominada "Torre Monreal" de Tudela, donde se colocaron en la parte trasera del vehículo, momento en el que apareció el acusado con un sable con una hoja de 70 centímetros, al tiempo que gritaba: "Qué haces con mi mujer, hijo de puta", e intentaba abrir la puerta.

Al no poder, el procesado comenzó a golpear "fuertemente" la ventanilla trasera hasta que la rompió e introdujo la espada y, con "el único propósito de acabar con su vida", le acometió hasta en nueve ocasiones con el arma sin que la víctima "pudiera en modo alguno defenderse".

Finalmente el lesionado consiguió poner en marcha el vehículo y huir del lugar, tras lo que se dirigió hasta el hospital Reina Sofía de Tudela. Allí, según concluye el fallo, permaneció ingresado seis días, mientras que necesitó 63 días para que se le curasen todas las heridas, dos de las cuales se las asestó el acusado en la región axilar, en la cara interna del brazo izquierdo.

Por ello, además de los cinco años de prisión, S.M.N., con antecedentes penales, ha sido condenado a indemnizar a la víctima en 2.638 euros por las lesiones y 12.000 por las secuelas, además de 640 euros por los daños ocasionados a su vehículo.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE PAMPLONA