Según ha informado un portavoz de la Jefatura Superior de Policía, estas detenciones son el resultado de una investigación que ha llevado a cabo la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de Melilla sobre actividades fraudulentas mediante el uso de dicho método consistente en la obtención de contraseñas o datos bancarios de otra persona para robarles el dinero.

La citada fuente ha detallado que, el 18 de junio, el ciudadano que sufrió la estafa presentaba una denuncia en la ciudad de Burgos con motivo de la extracción de su cuenta bancaria de un total de 10.400 euros mediante sucesivas retiradas de efectivo. Según manifestaba en su comparecencia, estas operaciones se habían producido en dos salones de juego sitos en Melilla.

JÓVENES DE MÁLAGA Y MELILLA

Los agentes de la UDEV se hicieron cargo de las investigaciones sobre el caso y, como resultado de sus pesquisas, lograron identificar a dos jóvenes que habían accedido de forma fraudulenta a los datos y contraseña bancaria de la víctima. Tras establecer el correspondiente dispositivo, los agentes de la UDEV procedieron a la detención de los presuntos autores, una joven malagueña de 20 años y un melillense de 22.

En casos como el denunciado ('phising'), los ciberdelincuentes consiguen las contraseñas o datos de las tarjetas de crédito, así como de las cuentas bancarias, mediante el envío de correos electrónicos fraudulentos o redirigiendo a la víctima a un sitio web falso.

La investigación de la UDEV continúa abierta, no descartándose que se produzcan otras detenciones.

Consulta aquí más noticias de Burgos.