El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, ha asegurado hoy que el ayuntamiento no ha recibido hasta ahora ninguna petición de las fuerzas de seguridad del Estado para extremar la seguridad en la ciudad, de lo que se deduce que la situación es "estable" y que no hay motivos para el alarmismo.

El fiscal general del Estado ha confirmado que había peligro inminente de atentados
Nada hace pensar que esto es así después de que el juez Ismael Moreno
dictará ayer orden de prisión para 10 de los 14 presuntos terroristas islamistas detenidos el pasado sábado en el Raval.

En su auto, el magistrado señalaba que los detenidos estaban preparado un atentado inminente en el transporte público barcelonés, seguramente el pasado sábado.

El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, ha confirmado esta mañana que había indicios de que los atentados iban a ser cometidos el pasado fin de semana.

Saura no veía el peligro

Saura fue al Parlament sin que nadie se lo pidiera a decir que no había riesgo inminente de atentados
Sin embargo, parece que en Catalunya la sensación que se tiene es otra a tenor de lo que el conseller de Interior, Joan Saura, declaró ayer en el Parlament donde aseguró que los detenidos no tenían "objetivos definidos de atentados en Catalunya".

La candidata del PSC en las elecciones generales, Carme Chacón, ha disculpado hoy las declaraciones de Saura, y ha afirmado que hay "fluidez" entre esta la conselleria de Interior y el Ministerio de Interior.

El PP catalán, a través de su líder Daniel Cirera, ha pedido a José Montilla que dé explicaciones por todo lo que ha sucedido y ha dicho que "no vale la pena" pedir la dimisión de Joan Saura.

Herrera no ve contradicción

Para acabarlo de enredar, el compañero de partido y candidado de Iniciativa a las elecciones, Joan Herrera, ha negado que exista una "contradicción" entre el auto de la Audiencia Nacional y las declaraciones en el Parlament de Saura en las que dijo que "no había riesgo inminente" de atentados en Catalunya.

Herrera ha justificado las declaraciones de Saura argumentado que "el auto del juez se fundamenta en la declaración de un testigo protegido y por tanto, seguramente, era difícil de que el conseller Saura conociera esa información" que "seguramente sólo conocía el juez".

Ningún grupo parlamentario catalán solicitó la comparecencia ayer de Saura en el Parlamento sino que el conseller lo hizo por iniciativa propia.