La Policía local de Gijón detuvo anoche en el casco urbano al conductor de un vehículo que circulaba a 112 kilómetros por hora en una zona limitada a 50, según informa el Ayuntamiento de la ciudad.

El detenido, J.J.F.S., de 22 años, conducía un Seat Ibiza cuando uno de los radares móviles de la Policía Local registró que el vehículo circulaba por la avenida de Juan Carlos I, en dirección a La Calzada a la altura del Centro de Salud de El Natahoyo.

Este es el segundo detenido en 24 horas por superar los límites de velocidad dentro del casco urbano