La calle Carmelo será el corazón peatonal del barrio de Santutxu. Y, además, la nueva avenida, que resultará similar a la Gran Vía, estará lista para mayo. Una vez terminado el aparcamiento subterráneo de esta calle, inaugurado ayer, el Ayuntamiento bilbaíno se pondrá manos a la obra para dotar al barrio de un centro peatonal neurálgico.

La calle, así, sólo dejará el paso al transporte público. La medida viene avalada por los vecinos. El centro de distrito ha dado el visto bueno a la propuesta municipal, aunque hay voces discordantes. Algunos colectivos vecinales advierten de que la peatonalidad de esta calle supondrá un colapso para la circulación.

Aún queda un detalle por definir. Si la parte reservada para calzada y la acera irán a un mismo nivel, como en la Gran Vía, o, por el contrario, irán a diferentes niveles. “Lo lógico es que vayan a un mismo nivel; de lo contrario no se daría la imagen de zona peatonal”, explica el concejal de Circulación, Ibon Areso.

Y en el subsuelo, ayer se puso en funcionamiento el aparcamiento de 306 plazas dirigidas, a partes iguales, a residentes y visitantes. Las parcelas para los vecinos salen a la venta por una media de 27.146 euros.