Un niño de cuatro años de edad y de origen marroquí resultó ayer herido de gravedad al caer desde un tercer piso en una finca de la localidad turolense de Utrillas. La caída se produjo alrededor de las 14.20 horas, cuando el pequeño se encontraba jugando en una habitación mientras su madre preparaba la comida en la cocina de la vivienda. Después de ser atendido en el centro de salud de Utrillas, el menor tuvo que ser trasladado en un helicóptero del 112 Aragón hasta el hospital Miguel Servet de Zaragoza, donde permanece en la UCI de pediatría del Infantil con pronóstico grave.