La Bolsa de Madrid cerró ayer la sesión con una caída del 4,56% en el índice Ibex 35, hasta los 12.254,60 puntos, empujada por la perspectiva de que el Banco Central Europeo (BCE) no rabajará los tipos de interés. Se trata del último episodio de una de las semanas más negras de las bolsas mundiales. Tras el histórico desplome del lunes en España (–7,54%) y el ligero repunte del martes (1,69%), ayer volvió a ser una jornada tensa para los inversores.

Entre los diez valores que más bajaron se encuentran los pesos pesados del mercado, como Telefónica, con un 5,61%; Santander, con un 4,81%; Iberdrola, con un 6,82%, y Repsol, con un 4,33%. En lo que va de año, la Bolsa española ha perdido un 19,10% de su valor.

Las bolsas europeas también sufrieron pérdidas. El DAX 30 de Fráncfort cayó un 4,88%. El índice de Milán (Italia) bajó un 3,97%; el de Zúrich (Suiza), un 1,76%; el de Londres (Reino Unido), un 2,28%, y París (Francia), un 4,25%.