Socorrista
Un socorrista vigila una playa. EUROPA PRESS

Un total de 122 personas han fallecido por ahogamiento en espacios acuáticos españoles durante los primeros seis meses del año, según recoge el Informe Nacional de Ahogamientos que elabora la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo. Esta cifra supone una caída del 41,6% respecto a las 209 muertes del mismo periodo de 2017.

El perfil de la persona ahogada sigue siendo el de un hombre (en el 82% de los casos), de nacionalidad española (69%), de 35 o más años (78,8%) y que pierde la vida entre las 12.00 y las 14.00 horas (17,2%) o entre 16.00 y las 18.00 (20,5%). Casi uno de cada cuatro fallecidos, un total de veintinueve, tenía 75 o más años, y sólo cinco, lo que supone el 4,1% era menor de edad.

El documento recoge que el 38,5% de las muertes se producen en una playa y el 31,1% en un espacio acuático que no es ni arenal ni río ni piscina, es decir, en espigones, puertos, canales, costas, albercas o acequias, y que en el 95% de las ocasiones carecen de vigilancia y de servicio de socorrismo.

Junio, con 31 muertes, es hasta ahora el mes de 2018 con más fallecidos por ahogamiento en espacios acuáticos. Le siguen marzo, con 24 fallecidos; abril, con 21; enero, con 20; mayo, con 19, y febrero, con 7.

Canarias, la comunidad con más fallecidos

Por comunidades, Canarias, con veintidós muertos, el 18% del total, sigue siendo el territorio español con más muertes por ahogamiento en espacios acuáticos en los primeros seis meses del año. Le siguen Andalucía, con 20 fallecidos; Galicia, con 17, y Cataluña, con 10.

En el balance positivo se encuentran Ceuta y Melilla, donde no se ha registrado ningún suceso mortal de estas características.

A lo largo de junio, Baleares, con siete sucesos mortales, Andalucía y la Comunidad Valenciana, con cinco en cada caso, y Cataluña con cuatro, acumularon casi el 68% de los fallecimientos.