'MasterChef'
El jurado de 'MasterChef' con Miri, de la quinta edición del programa RTVE

El penúltimo programa de la sexta temporada de MasterChef ha estado cargado de tensión ya que los concursantes se jugaban el paso a la final de la próxima semana.

En la primera prueba de la noche, los 5 aspirantes tuvieron que replicar postres de los mejores reposteros de nuestro país: Valentina Lorieto, Ana Lucía Jarquín, Xavi Donnay, Montse Abellà y Javier Aguiar. Para echarles una mano contaron con la ayuda de Miri, finalista de la anterior edición de MasterChef, que les aconsejó "mucha calma" para las elaboraciones.

Al contrario que en las demás ediciones, los dulces no se les atragantaron a la mayoría de los aspirantes, que fueron guiados por los chefs.

La ganadora de esta prueba fue Oxana, que tuvo un doble premio muy especial: una ventaja en la prueba exterior y un puesto de trabajo durante un año en las cocinas del Complejo Catalonia Bávaro en República Dominicana para después del concurso.

Homenaje de lujo

La prueba de exteriores se desarrolló en una ubicación de lujo: el selecto Club Alma Sensai, un club privado para mujeres de Madrid. Todos en un equipo -bajo la capitanía de Oxana- tuvieron que elaborar un menú de cuatro platos para 15 comensales.

Flor de alcachofa confitada con brandada de bacalao y pan de ajo-perejil; salmonete con rabitos de cerdo y mahonesa de encurtido; pichón de bresse con reposado de ensalada líquida de guisante y foie asado; y una versión de Ferrero Rocher de postre fueron las cuatro exquisitas elaboraciones que tuvieron que realizar los aspirantes.

Oxana acabó viniéndose abajo por la presión de las cocinas, lo que lastró el trabajo del resto del equipo. El jurado decidió que Oxana, Marta y Dani fueran a la prueba de eliminación.

Dulce obra de arte

Los 3 aspirantes que se pusieron el delantal negro tuvieron que someterse a una dura prueba de eliminación. En ella, el maestro repostero Frédéric Bau creó un postre sobre un lienzo de mármol con el chocolate como materia prima que los concursantes tuvieron que replicar.

Desde el principio de la prueba, Dani tuvo más problemas por su mala relación con la repostería. Cosa contraria le sucedió a Marta y Oxana, grandes amantes del dulce que supieron sacarle partido a la receta.

Finalmente, Dani fue el aspirante que tuvo que abandonar las cocinas de MasterChef y decir adiós a la final, que se emitirá la próxima semana.