Con la representación de la muerte acechando a la vida humana. Así protestaron ayer grupos antimilitaristas en la plaza Circular contra la financiación de las guerras. Y harán más actos en Bilbao.