La Policía sospecha de «vándalos de 16 años». Los alumnos de Infantil (3-4 años) del colegio público Antonio Machado, en San Sebastián de los Reyes, se han acostumbrado a ver sus aulas destrozadas al volver  a clase los lunes. Un grupo de vándalos entran al edificio los fines de semana y rompe cristales y techos, hacen pintadas y estropean el mobiliario. La Policía, tras encontrar huellas y pisadas, sospecha de «chavales de 16 años que se juntan en el parque próximo», dice el concejal de Seguridad, Jorge Calderón.

«Mientras recogemos los destrozos, muchos padres se llevan a sus hijos a casa, pero otros trabajan, por lo que tenemos que reubicar a sus hijos en otras aulas», apuntan responsables del colegio. Mercedes González, madre de una niña de cuatro años, alertó en una carta a 20 minutos de los actos: «Llevan así todo el curso, pero se ha intensificado en las últimas dos semanas».

El Ayuntamiento ha activado un «plan de vigilancia intensiva» y colocará una alarma en el centro «antes de 15 días». También estudian la posibilidad de poner vigilancia privada.