Acrobacias que no tienen límite
Los mástiles son un buen lugar para hacer acrobacias.
Un espectáculo lleno de riesgo, color y movimiento. Eso es lo que prometen ofrecer a su público los actores y bailarines del Circo Nacional Chino que, a partir de hoy y hasta el 10 de febrero, actuarán en la ciudad con su ¡Piratas, Piratas!.

No es la primera vez que sus coreografías vienen a Valladolid y hace un par de años consiguieron el apoyo de los vallisoletanos con Ying Yang.

La actuación de ahora cuenta con más de sesenta bailarines en el escenario y cuenta con una inversión de 7 millones de euros.

Su estructura tiene 15 partes diferenciadas en las que las acrobacias, muchas veces casi imposibles, son las grandes protagonistas y su especialidad.

Los mástiles de los barcos de estos piratas son la base de la primera parte. A ellos se subirán para trepar, hacer piruetas y saltar antes de que aparezcan en escena mujeres que hacen volar platos en el aire a gran velocidad.

Bailes en el aire, saltos a través de grandes aros y las danzas de banderas con múltiples colores completan la primera parte del circo.

En la segunda, y tras el intermedio, se podrán ver vuelos de bailarines que parecen caerse al suelo, magia transformista, bailarinas que intentarán hipnotizar al espectador con sus bellos trajes, más movimientos de platos y, de nuevo, los grandes saltos dejarán boquiabierto a todo el que se atreva a disfrutar y a sentir el poder  de los piratas.

* Recinto ferial. Del 24 de enero al 10 de febrero. De martes a viernes a las 20.30 horas, sábados a las 17 y 21 horas, y domingo a las 16 y 19.30 horas. De 15 a 45 euros. A la venta en www.servicaixa.com, el 902 33 22 11 y taquillas del circo.